¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ROSELLA! #JUNTASHACEMOSMÁS

Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine

¿Sabemos lo que contamina una colilla de cigarro?

Salud
Lectura: 1-3 minutos

Todos conocemos lo dañino que es un cigarro para nuestra salud, pero ¿sabemos lo que afecta al medio ambiente? 

Los restos de los cigarros pueden tardar en desintegrarse 12 años, además de que una colilla es capaz de contaminar hasta 10 mil litros de agua a su paso, según un estudio alemán publicado en 2014.

Igualmente, dos tercios de los cigarros que se fabrican a nivel mundial, terminan en el océano y en el caso de México se arrojan a las playas el 15 por ciento de los de cigarros que consume al año. (ONG Surfrider Foundation)

Por último, según la OMS, cada año se generan 340 y 680 millones de kilos de residuos provenientes de la industria tabacalera y es una de las principales responsables de la deforestación a nivel mundial.

Poco se habla del impacto negativo del tabaco en el medio ambiente y sé que para algunos la opción no es dejar de fumar, no obstante podríamos ayudar a reducir sus graves consecuencias con algunas de las siguientes alternativas:

  • Evitar tirarlas en el suelo. Guárdalas, busca un basurero, aguántate las ganas de fumar pero… ¡No las tires al suelo!
  • Cenicero portátil. Genera tu propio cenicero portátil y vacíalo cuando llegues a tu casa o estés en un basurero.
  • Contenedores especiales. En muchas ciudades existen contenedores especiales para las colillas, trata de identificar los que están en tu ciudad o promueve esta idea.
  • Centro de reciclaje. Una buena noticia es que actualmente las colillas de cigarro se pueden reciclar y son utilizadas para materiales industriales, fertilizantes, entre otros productos, sin embargo tienen que pasar por un proceso. Busca los centros de reciclaje más cercanos a ti y lleva tus colillas.
  • Exigir a las empresas tabacaleras invertir en centros de reciclaje o alternativas que reduzcan el impacto ambiental.
  • “El mejor residuo es el que no se genera”. El último y más importante, recuerda que entre menos fumes, menos contaminas.