fbpx

¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ROSELLA! #JUNTASHACEMOSMÁS

Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine

Autoestima ¿concepto o actuar?

Autoguía
Lectura: 1-3 minutos

Llevamos décadas inmersxs en tratar de entender la forma en la que mejor nos acomoda el aceptarnos, conocernos, acompañarnos y amarnos. Parece fácil verse al espejo y hablar acerca de las infinitas cualidades que te caracterizan, aquellas situaciones que te han hecho entender tanto y construir lo que eres actualmente, pero al final todo se queda ahí delante del espejo y de forma externa.

¿Qué pasaría si nos dedicáramos un ratito o toda una vida a entendernos auténticamente? Sin juicio, sin tanto concepto, sin tanto dolor o rechazo. 

Lo primero es conocer el concepto principal de autoestima. La RAE lo explica como “valoración genuinamente positiva de sí mismo”. 

Pero ¿por qué cerrarlo a lo positivo? ¿por qué hemos crecido en una sociedad que limita nuestras emociones? 

Parece algo poco significante, pero no es así; desde pequeñxs hemos sido guiados para acceder a un diccionario si queremos conocer el significado de alguna palabra, por lo tanto, inconscientemente ese concepto que tanto preguntamos se queda arraigado en nosotros, se aplica y se vive a lo largo de la vida con ese concepto. Y es justo donde ocurre la magia de la deconstrucción, un enfoque que ha distinguido a las últimas generaciones, la constante hambre de cuestionarse y no conformarse con lo que ya existe, el deshacerse analíticamente de algo para brindarle una nueva reestructuración. 

Entonces, ¿cómo entendemos y contextualizamos la palabra “autoestima” aquí?

Es importante saber que la autoestima se construye a partir de cada experiencia humana distinta; es de tipo interno, en ti está generarla o no. Por lo tanto, es producto de una acumulación de todas las experiencias, momentos y palabras instauradas a lo largo de nuestro existir que nos potencializaron o debilitaron emocionalmente. 

Con base a lo anterior, el ser humano tiene una forma de manifestar la autoestima, a través del llamado “efecto-recompensa”, el cual va rigiendo al individuo en su forma de expresarse, pensar, sentir y relacionarse consigo mismo y con el otrx. Ya que, este sistema interviene la manera en que la persona percibe el placer, activándose mediante estímulos o actitudes para obtener el mismo, donde directa o indirectamente se va acercando o alejando a dicha recompensa.

Y es justo así, como hemos aprendido a manejar y condicionar cada parte de nuestro ser para manifestarnos dentro de la sociedad, pero lo hemos hecho desde nuestras heridas, desde todo aquello que hemos dejado sanar solo sin otorgarle un “para qué”. 

Es fácil vivir entre extremos, es común responsabilizar al otrx por tratarnos o hacernos sentir de distintas maneras, no hay que olvidar que el otrx tomará acción, es importante tener consciencia de que él no es el causante de la herida, aquella ya estaba, solo sucede algo en la herida que se mueve en relación con la forma en que las cosas van surgiendo.

A menudo solemos responsabilizar a la situación o a cualquier elemento externo, porque deslindarse genera alivio, causa placer, y nosotros nos movemos a partir del placer. 

Recuerda que siempre es buen momento para entender qué emociones atraviesas en cada instante, para reconocer aquellos malos ratos y convertirlos en aprendizajes, con el fin de lograr conocerte un poco más cada día y darle total sentido a la palabra “autoestima”.  Aprender a acompañarte, tenerte paciencia, dejar de enjuiciarte dentro de cada etapa que vives, y empezar a reconocerte ayudará a mejorar la relación contigo misma y con los demás. 

Ahora es un buen momento, siempre lo es.


Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /www/rosellamagazine_923/public/wp-content/themes/rosella/single.php on line 68
ABOUT

Por: Julieta Aldama