¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ROSELLA! #JUNTASHACEMOSMÁS

Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine

Amiga, hermana, mujer… este es un mensaje para ti.

Autoguía
Lectura: 2 minutos
Rosella Magazine

Es un mensaje para ti, que pasas juzgándote tanto tiempo; para ti, que vives comparándote con los demás; para nosotras, que las que peor nos juzgamos somos las mujeres. En este mes de la mujer, me gustaría  que me leyeras con el corazón en la mano y pensaras en todo lo que estoy por escribirte, especialmente  para ti.  

¿Sabías que de acuerdo con cifras a nivel mundial, en promedio, una mujer pasa casi 4 horas al día  pensando sobre su cuerpo? ¿Que el 91% de las mujeres considera que la publicidad impacta en la  construcción de su identidad? El 90% de las mujeres cree que la imagen física afecta la satisfacción  con la vida. El 86% de las mujeres ha dejado de hacer actividades por cómo se siente con su cuerpo  y que además de todo, 9 de cada 10 dejarían de comer y pondrían su salud en riesgo si se sienten mal por  su imagen corporal.  

¿Qué nos está pasando? 

¿En qué momento una figura que “complace” a los demás se volvió más importante que nuestro  propio estado de salud? 

Lo hemos platicado anteriormente, si me sigues en redes, sabrás mi postura sobre el tema. Cada vez  escuchamos más el término de “salud en todas las tallas”, porque eso es lo que debería de ser; aceptar  nuestra figura como es, amarnos desde el corazón y dejar de hacer dietas estrictas sólo por pertenecer  a lo que la sociedad marca como “estéticamente aceptable”.  

Hoy quiero convencerte de que tu salud es primero, tanto mental como física, que disfrutes tu vida,  porque sí, sólo hay una y si la desperdicias no hay vuelta atrás; que comas lo que prefieres o porque lo  quieres hacer, no porque alguien te dijo que lo hicieras. No hay alimentos buenos ni malos, tu cuerpo es  súper inteligente y sabe qué es lo que necesita, aprende a escucharlo; deja de limitarte todo el tiempo, no te ejercites “por quemar lo que comiste”, deja de comprarte ropa “para disimular la pancita”. No sé si  lo has notado, pero TODAS tenemos esa pancita que tanto te criticas en el espejo.  

Mujer, no seas tan dura contigo, pero deja de criticar también a la de a lado; te prometo que si lo haces  y empiezas a trabajar un poco más en ti y en tu autocuidado, este será un mejor mundo.  

Para terminar en esta ocasión, me encantaría recalcarte, que vales más de lo que crees y que ni tú ni  nadie en este mundo, te puede hacer menos. Te mando un fuerte, cálido y sincero abrazo.