¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ROSELLA! #JUNTASHACEMOSMÁS

Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine Rosella Magazine

Mujer empoderada, mujer sorora

Autoguía
Lectura: 3 minutos

La sororidad es la solidaridad entre mujeres. Nace de la palabra “sisterhood” en inglés y “sororité” en francés. Fue la académica mexicana, Marcela Lagarde, quien utilizó por primera vez esta palabra desde una perspectiva feminista. ¿Sabes tú que significa ser sorora? 

Como mujeres en una sociedad patriarcal, se nos ha inculcado que para ser vistas y para “valer”, debemos obtener la mirada masculina; esto genera que nuestra lealtad esté con los hombres y no entre nosotras. Entre nosotras existe una rivalidad y una comparación impuesta desde el inconsciente colectivo, pero la sororidad viene a romper con esta cultura patriarcal para unir a las mujeres. La sororidad es un compromiso político y ético con nosotras mismas ante la desigualdad de género.

Culturalmente, se nos ha enseñado que como mujeres “debemos” de ser bonitas, tiernas y femeninas. Hacer a la otra menos, no te hará mejor a ti. Señalar los “defectos” de la otra, no te hará menos insegura. Una mujer segura de sí misma se ama profundamente y ama a la otra también, porque es su hermana. 

 Ser sororas es un valor que vincula la fraternidad, la unión y el amor entre mujeres. Es entender que lo que la otra siente, tú puedes sentirlo también. Que lo que le pasa a la otra, es algo que podría pasarte a ti y desde este lugar de empatía, te acompaño en tu lucha personal, social o cultural. 

¿Cómo podemos empezar a ser sororas? 

  • Deja de juzgar tu apariencia física y la de las demás. 
  • Las decisiones que tomes sobre tu cuerpo, son sólo tuyas. Respeta tu cuerpo y las decisiones sobre el cuerpo de las demás. 
  • Respeta la manera en la que cada quien desea vivir su sexualidad. No pongas juicios de valor sobre la vida sexual de otra mujer. 
  • Jamás justificar la violencia sexual o justificar ese comportamiento con frases como “ella se lo buscó”, etc. 
  • Identifica cuando estés criticando a otra mujer y pon atención a qué le estás criticando y si en verdad eso es un reflejo de alguna inseguridad tuya. 
  • Ante alguna situación complicada que está experimentando otra mujer, ¿cómo puedes apoyarla? Crea redes de apoyo. 

La sororidad es un trabajo personal en el que se rompe con estas creencias de que para brillar, tengo que apagar a la otra. Todas podemos brillar, otra mujer no es mi competencia, es mi hermana. 

ABOUT

Por: Paola Parker